quieren blindar a corruptos

Mario Vargas Llosa acusa de ser máquina de propaganda de Fujimori y renuncia al diario "El Comercio"

Publicado: 2011-05-31

El Nobel de Literatura peruano, Mario Vargas Llosa, renunció hoy a seguir publicando su prestigiosa columna "Piedra de Toque" en el diario "El Comercio" por haberse convertido "en una máquina de propaganda de Keiko Fujimori" y violar los principios del mejor periodismo.

Según la carta que el escritor le envió al Director del diario "El Comercio", Francisco Miró Quesada Rada, y que llegó a la redacción de lamula.pe, Vargas Llosa señala que "no puedo permitir que mi columna siga apareciendo en esa caricatura de lo que debe ser un órgano de expresión libre pluralista y democrático.

En días anteriores la codirectora de facto del decano de la prensa peruana, Martha Meier Miró Quesada acusó sin pruebas al periodista y director de IDL-Reporteros, Gustavo Gorriti, en su columna "Narcoprensa" de recibir dinero de "un especulador financiero e inversor minero", George Soros; un "narcopromotor dona millones de dólares, vía sus fundaciones, para imponer su propia agenda moral-político-financiera".

También Meier Miró Quesada fue muy crítica con el hijo mayor del escritor, Alvaro Vargas Llosa -quien apoya públicamente al candidato Ollanta Humala al igual que su padre- en una columna titulada: "Alvarito en su laberinto" donde señaló que "Vaya usted a saber de dónde salen las posturas de Vargas Llosa hijo".

Madrid, 31 de mayo de 2011

Sr. D. Francisco Miró Quesada Rada

Director

Diario El Comercio

Lima, Perú

Señor Director:

He pedido al diario El País que a partir de hoy cese de enviar mis colaboraciones a El Comercio. Desde que un puñado de accionistas, encabezados por la señora Martha Meier Miró Quesada, tomó el control de ese diario y del grupo de canales de televisión y periódicos de que es propietario, el periódico se ha convertido en una máquina propagandística de la candidatura de Keiko Fujimori que, en su afán de impedir por todos los medios la victoria de Ollanta Humala, viola a diario las más elementales nociones de la objetividad y de la ética periodísticas: silencia y manipula la información, deforma los hechos, abre sus páginas a las mentiras y calumnias que puedan dañar al adversario a la vez que en todo el grupo de medios se despide o intimida a los periodistas independientes, y se recurre a las insidias y golpes bajos de los peores pasquines que viven del amarillismo y del escándalo. No puedo permitir que mi columna “Piedra de toque” siga apareciendo en esa caricatura de lo que debe ser un órgano de expresión genuinamente libre, pluralista y democrático.

Al apartarme por segunda vez, y de manera definitiva, de El Comercio, no puedo dejar de recordar a ese demócrata cabal, hombre de bien y amigo queridísimo que fue Luis Miró Quesada Garland, y el estupor y la tristeza con que habría visto los niveles de abyección a que han llevado la señora Meier Miró Quesada y sus cómplices al periódico que una vez fue suyo y al que honró con su decencia y sus artículos.

Atentamente,

Mario Vargas Llosa

Renuncia de Vargas Llosa al diario El Comercio


Escrito por

La mula

Este es el equipo de la redacción mulera.


Publicado en