El 'punto final' en los ojos del ministro Daniel Mora

Publicado: 2011-09-01

Muy poco después de que el país conmemorara el octavo aniversario de la presentación del informe final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación, el ministro de Defensa Daniel Mora dejó entrever, en una entrevista a IDL Radio, que para él (y, de hecho, para un amplio sector de las Fuerzas Armadas) los juicios a militares por supuestos abusos contra los derechos humanos son heridas que nadie debería reabrir, repitiendo con ello el discurso tantas veces escuchado de las víctimas buenas y las víctimas malas. Aquí algunas frases de la entrevista:

Creo que debemos llegar a una solución de punto final, de reconciliación del país, no podemos estar permanentemente en esto [investigación a militares]. No puede haber juicios que se destapen después de 40 años, por eso, creo que hay que emplear la ley con toda justicia, equilibrio, pero no puede haber reparaciones solamente para las víctimas del terrorismo, también fueron víctimas muchas personas de las Fuerzas Armadas….

[Ellos] han quedado inválidos y no tienen nada. Sin embargo, a una supuesta víctima del terrorismo le dan 200 mil dólares y a un soldado víctima no le dan nada. Y lo otro [que debería hacerse es] eliminar para siempre el tema de decir que fue una política deliberada del Estado. Entonces, creo que eso es fundamental [resolver] para ir camino a una reconciliación que el país necesita. El país, si quiere ir creciendo, debe eliminar todas esas aristas porque también afectan al desarrollo, aunque parezca mentira.

¿Usted cree que estamos de acuerdo con lo de La Cantuta, Barrios Altos? No. Pero de ahí a inferir que en base a eso hubo una política sistemática de violación de derechos humanos, creo que hay una gran distancia. Sin embargo, estoy de acuerdo en que hay que definir las responsabilidades individuales.

El mulero Eduardo Gonzalez escribió un post en La Torre de Marfil y desmenuzó las frases –para la histeria- de Mora para revelar el verdadero mensaje:

Como puede verse, no se trata de un par de opiniones ambiguas o poco pensadas, dichas en el calor de una discusión o separadas de su contexto. Ud. se ha explayado ante la ciudadanía presentando una posición que es ilegal, políticamente errónea y moralmente insostenible.

Ud. parece creer que la acción penal debería prescribir en todo crimen, incluso en las más graves violaciones de los derechos humanos. Con su criterio, un caso como Accomarca debería cerrarse porque ocurrió hace un cuarto de siglo. Ud., por lo tanto, negaría a sus conciudadanos el acceso a la justicia y dejaría a Telmo Hurtado libre pese a que, de acuerdo a su propia confesión, ejecutó niños peruanos con granadas y ráfagas de metralleta.

Ud. aparentemente ignora que, de acuerdo a las obligaciones internacionales del Perú, la justicia tiene la obligación de investigar y castigar a los perpetradores de crímenes de lesa humanidad, que son imprescriptibles. Si se trata de ignorancia, lo suyo es decepcionante en un ministro de estado, pero –como podemos ver- más que falta de conocimiento, lo que Ud. demuestra es falta de compasión hacia sus semejantes, falta de respeto hacia sus conciudadanos.

A su vez, Roberto Bustamante explica en su blog qué significa, entre líneas, lo que se pretende con este ‘pensamiento Mora’:

Lo dicho es peligroso y horrendo. Las políticas de borrón y cuenta nueva son todo lo contrario a la búsqueda de justicia y reparación, básicos para un crecimiento democrático del país (que es lo que, amañadamente, reclama Mora).

Habiendo tantas personas en el gobierno vinculadas a la defensa de los derechos humanos, lo mínimo que se espera es una rectificación. Lo mínimo porque si hubiera entrado Keiko Fujimori, varios congresistas, hoy del oficialismo, estarían exigiendo la presencia del Ministro en el Congreso.

En la misma entrevista a IDL Radio, Mora trata de explicar el contexto de sus recientes declaraciones respecto al papel de Antauro Humala en el ‘Andahuaylazo’ y la teoría de la autoría mediata:

Fue una mala interpretación. A la pregunta, si él [Antauro] había cometido homicidio calificado dije que ‘él no había empuñado el arma para matar en forma directa’, pero que sí era responsable de ocasionar todo eso [o sea el “Andahuaylazo”] y que en todo caso la justicia tenía que verlo. Evidentemente, la prensa tomó solamente la empuñadura del arma, pero [mis declaraciones] tenían que ver también con el tema de la autoría mediata.

Entonces, acá creo que hay que reformular el concepto de autoría mediata y definirlo claramente porque con la teoría mediata yo no puedo sancionar a quien quiera. Por ejemplo, en el caso Bagua [bajo la teoría medita] Alan García tendría que ser enjuiciado o la ministra del Interior o el ministro de Defensa […].

Mientras se redactaba este post, en Facebook fue creado el grupo Ponle "punto final" al Ministro Daniel Mora e impidamos la impunidad, y en poco tiempo tenía ya alrededor de 880 seguidores.

También en Twitter se escribieron fuertes críticas contra Mora.

Para un amplio sector de las redes sociales, el ministro de Defensa es indefendible.