#UnaSolaFuerza

Perú país minero, dicen (11): Los "no conflictos" que nadie te cuenta

Publicado: 2011-09-19

Durante la Convención Minera Miguel Santillana tuvo una exposición en la que dijo una serie de cosas que hace un par de años nadie se habría atrevido a decir.  Una de ella fue que a la minería les habían ganado el partido de la imagen por goleada.  Hoy en día es facilísimo usar a la minería satanizada para justificar cualquier jugada.  Y claro, no es gratuito, por supuesto.  Hay mineros formales e informales que han hecho lo que les ha dado la gana en años anteriores.  Pero por el otro lado, como siempre ando repitiendo, hay una minería responsable que está tratando de hacer las cosas bien y no les dejan.

En esa mecha que la minería definitivamente peleó a pérdida los últimos años, uno de los unsung heroes fue, definitivamente, Pablo de la Flor.  Proveniente del Mincetur, en donde hizo méritos negociando tratados de libre comercio, trabaja ahora en Antamina promoviendo la responsabilidad social y las correctas relaciones comunitarias.  Además, se la pasa promoviendo eso mismo en otras empresas de la gran minería en el Perú.  Durante la Convención Minera lo entrevisté al toque.  Chequeen el video.

Nuevamente, no se trata de negar que no hay mineros que han hecho lo que les ha dado la gana y que han contaminado de lo lindo.  Pero también tenemos que reconocer los casos positivos.  Ahí en el video pueden ver a De la Flor comentando cómo se ha estado buscando "alternativas creativas" para evitar conflictos.  Y de cómo varias mineras han llegado a acuerdos con las comunidades aledañas, de tal manera que se evitan problemas posteriores.  Y con respecto al asunto de la imagen, asegura que ha habido un "enorme aprendizaje".  Ojalá.

Ok, es cierto que en los últimos años el número de conflictos se ha incrementado fuertemente... pero también la inversión minera.  Conflictos siempre van a haber, eso es inevitable cuando hay riqueza que repartirse de por medio.  El punto es que tengamos los mecanismos para poderlos resolver veloz y pacíficamente.  Pero además, la minería formal tiene que aprender a comunicarse mejor con el público y no caer chinches durante partidos de fútbol.  Coincido con Santillana en que les han ganado por goleada ese partido y que tienen que alterar su estrategia para posicionar su mensaje.  De lo contrario, desinformados seguirán difundiendo mensajes como que a nadie le importa los derechos de los indígenas.  Es curioso leer un mensaje como ése la misma semana en la que se lleva a cabo un evento que prácticamente gira en torno a precisamente eso: Cómo trabajar de la mano con los pueblos indígenas.

Al respecto en el Perumin conocí a este causa, José Luis López Follegatti, asesor de CARE Perú.  Según este pata es fácil concluir que tiene que haber acuerdos aunque no los mencione la prensa, porque hoy en día si una comunidad está insatisfecha con el trato que está recibiendo de la minera, de inmediato hay problemas y los medios lo levantan.  Chequeen hasta el final, en donde da una explicación bastante interesante de por qué el caso en Puno es particular y requiere de una atención distinta.

Este causa brinda un elemento adicional para entender por qué no nos enteramos de los "no conflictos", de los casos positivos que De la Flor sabe que existen.  Recuerden, no se trata de negar que hay mineros que en el pasado han hecho lo que les ha dado la gana.  Pero no por eso vamos a negar que hay casos de acuerdos que se deberían conocer.  De hecho, según López, no es culpa enteramente de la prensa morbosa que solamente comunica los casos negativos, sino de las mismas mineras que no ven conveniente divulgar los detalles de los acuerdos a los que llegan con las comunidades, porque no les conviene para negociaciones futuras con otras comunidades.  Creo que tiene mucho sentido y que las mineras emblemáticas en el Perú tendrán que aprender a sí divulgarlo todo, si es que quieren sobrevivir otros cinco años en este país.

Cómo hacer para que se pueda seguir desarrollando minería en el Perú, con todos los beneficios que eso trae, sin generar esos conflictos infranqueables que tanto nos da que hablar y que tantos costos le traen no solamente a la minería, sino a la economía en general de toda la región afectada.  Aquí el asunto es que esto para nosotros puede ser nuevo y requerir de "alternativas novedosas", pero que en el mundo no lo es.

En ese sentido, me pareció interesante lo que Paul Braudette tuvo que decir.  Se trata de un representante del gobierno canadiense que ha viajado por el mundo, dado que Canadá tiene intereses mineros en distintos países.  Como podrán ver, para él cada país tiene sus propios problemas y sus particularidades.

A pesar de todo lo que podamos decir y de todo lo que podamos preocuparnos, Braudette comenta que el mercado peruano es relativamente estable en comparación a otros en los que están ubicados mineros canadienses.  Que no nos deberíamos preocupar por el asunto de la consulta previa.  Que en Ontario, Canadá, ese proceso puede durar entre un año y un año y medio, pero que al final tienes a la comunidad de tu parte.  Sin embargo, escuchen cómo el Estado se involucra solucionando los problemas de las mineras.  Así es fácil estar a favor de la consulta previa.  Aquí en el Perú, ¿el Estado ayuda a las mineras a solucionar problemas técnicos e ingenieriles? ¡No les soluciona ni el problema del acceso! En eso también vamos a tener que avanzar: En que el Estado cumpla mejor su parte también.

Y escuchen a la chilena que lo está acompañando, Verónica Medina, que comenta que los cambios que se están introduciendo a la legislación minera peruana (nuevo gravamen y nuevo proceso de consulta) son cambios positivos que permitirán que sea más sostenible.  Me pareció interesante que Medina dijera que cuando en Chile se introdujo su nuevo sistema de regalías (del cual nos hemos copiado, dicho sea de paso), muchos comentaban que se espantarían inversiones, pero las empresas siguieron invirtiendo.  Eso no es porque el gravamen por sí solo no sea bueno ni malo, sino porque el Estado mantuvo una relación directa con las mineras.  Éste es el punto que preocupa aquí en el Perú.  Ok, que cobren su regalía.  Pero que apoyen cuando hay conflictos o cuando aparecen problemas graves.

En lo que sí hay que estar de acuerdo con estos dos representantes del gobierno canadiense es en que las comunidades indígenas hoy en día está mucho más empoderadas que hace unos años.  Tienen acceso a información, tienen llegada a los medios, tienen presencia en el Estado.  O cada vez más, en todo caso.  Por eso el proceso de consulta previa, como dice Braudette, "works; we make it work, because we have to".  Buena frase.


Escrito por

mildemonios

Economista con postgrado en periodismo.


Publicado en

Economía de los mil demonios

No respondas a la pregunta que te hacen, sino a la que deseas que te hayan preguntado