consume cannabis

Congresista por Pasco, Tito Valle Ramirez, y la última Reina - Foto tomada de laultimareina.com

La última reina de Cerro de Pasco: el arte de usar el sarcasmo como protesta

Publicado: 2011-11-21

Una inusual reina ha tomado la corona y el cetro de Cerro de Pasco para protestar - de forma también inusual - en contra del "Tajo Raúl Rojas". Para lograr su objetivo, esta "Miss" ha iniciado una campaña que busca dar a conocer la mina a cielo abierto como "Maravilla Universal y Patrimonio de la Humanidad".

A través del blog La última reina, la autodenominada "Miss Cerro de Pasco" muestra con sarcasmo, al Perú y al mundo, el tajo abierto de 400 metros de profundidad y 2 kilómetros de diámetro que adorna la Capital del Departamento de Pasco.

Esta difícil tarea es llevada a cabo por Elizabeth Lino, una mujer que nació en Cerro de Pasco y que creyó durante su infancia que "todas las ciudades del mundo tenían un agujero en medio", tal como declaró en una entrevista a inicios de año.

Sin embargo las acciones de esta ilustre "cerreña" no se limitan a postear y colgar fotos. También se dedica a realizar acciones como enviar una carta al mismo presidente Ollanta Humala para pedirle la solución de algunos problemas generados por la actividad minera de ese lugar.

A continuación un extracto de la "Carta al presidente Ollanta Humala sobre Cerro de Pasco"

“En el Perú muy pocos conocen la realidad, el día a día que vive la población de Cerro de Pasco, les cuesta imaginar que se pueda hacer la vida alrededor de un inmenso forado que se ha convertido en un personaje más en nuestras vidas. La capacidad increíble de su gente no es vivir a más de 4000 metros de altura y sortear la inclemencia de su clima, sino el sobrevivir a esta realidad: beber agua y respirar aire con altas concentraciones de metales pesados”

“- La responsabilidad sobre los pasivos ambientales, las empresas mineras que han operado a lo largo de los años han depositado residuos de la actividad minera en espacios colindantes a barrios habitados (Champamarca, Paragsha , Ayapoto), inmensos montículos que contaminan suelo y aire, que hoy nadie quiere asumir. Se han cubierto diminutos espacios con simples mallas de color verde, las que no responden a las características de las geomembranas de obligatoriedad para la actividad minera.

- Las lagunas (Quiulacocha y Yanamate) en las cuales se han vertido restos de la actividad minera contienen material con contenido de metales que al entrar en contacto con el agua y el oxígeno producen “agua ácida”, la que se filtra en la tierra y sigue su curso hasta el pasto que es consumido por los animales de pastoreo, cuya carne es de consumo humano”


Escrito por

David Valdez E.

Redactor de LaMula.pe


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.