Torres: Gobierno es uno de los principales responsables de conflicto en Cajamarca

Publicado: 2011-11-23

Ideeleradio.- La situación de polarización que se vive en Cajamarca, a raíz del proyecto minero Conga, es responsabilidad del Gobierno Nacional y el presidente Ollanta Humala, quien ha emitido mensajes poco claros que no ayudan a resolver la tensión de esta zona, estimó el analista político Javier Torres.

“Estamos llegando a una situación de polarización bastante preocupante, uno de los principales responsables de que se haya llegado a este punto es el Gobierno Nacional, que ha dado mensajes poco claros frente a las demandas de revisión del Estudio de Impacto Ambiental (EIA)”, manifestó en el programa No Hay Derecho de Ideeleradio.

Sostuvo que las medidas adoptadas por el jefe de Estado en medio de un conflicto social en Cajamarca, como proponer una nueva redistribución del canon y que los temas ambientales sean abordados en una nueva oficina de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), denotan que está siendo mal asesorado.

“El mensaje del Presidente no ayudó a aliviar la tensión porque puso por delante el proyecto Conga y luego planteó una seria de medidas que no necesariamente resuelven este problema, como la redistribución del canon, trasladar todo el tema ambiental a una unidad adscrita a la PCM, son respuestas que se pueden debatir, pero que no resuelven el problema”, anotó.

Opinó, en ese sentido, que el Gobierno ha manejado mal el conflicto por intentar “amarrar” y “tirar contra la pared” a Gregorio Santos, presidente regional de Cajamarca.

“Políticamente, ha estado mal manejado [el Presidente para que] haya planteado la redistribución del canon cuando tiene un conflicto con un presidente regional, evidentemente, más gente va a simpatizar con la posición de Santos. Siento que el Gobierno Nacional está amarrado ahora, ha querido amarrar a Santos y tirarlo contra la pared y, al final, es el Gobierno Nacional quien se ha tirado contra la pared”, dijo.

 

 

 

Le han puesto una lápida al Ministerio de Ambiente

Consideró que el jefe de Estado le ha puesto una lápida al Ministerio de Ambiente al anunciar la creación de una nueva oficina de la PCM que esté a cargo de la fiscalización de los estudios ambientales, porque ello genera más desorden en el Estado.

“[El presidente] le está diciendo a la gente ‘en el Ministerio de Energía no, Conga va y yo voy a revisar los estudios’, o sea, el Ministerio de Ambiente está pintado, le han puesto una lápida, porque si el Gobierno no confía en el ministro Giesecke, entonces, que cambie de ministro, pero que no genere más desorden en el Estado del que ya hay”, puntualizó.

Comentó que es poco común que el ministro de Ambiente afirme que están en etapa de revisión del Estudio de Impacto Ambiental y que el de Energía y Minas, Carlos Herrera Descalzi, asegure que este estudio ya fue revisado y aprobado.

“¿Para qué existe el Ministerio de Ambiente?, el ministro [Giesecke] dice que está revisando el EIA, y Herrera Descalzi que ya lo revisaron y está de acuerdo, es raro que el Ministerio de Energía hable en nombre del de Ambiente”, subrayó.

 

 

 

Lerner ha decidido con conocimiento pobre y limitado

Señaló, en otro momento, que el presidente del Consejo de Ministros, Salomón Lerner, ha sido mal asesorado al punto de cometer serios errores, como la convocatoria que realizó a los alcaldes de Cajamarca, pasando por encima del presidente regional, Gregorio Santos.

“Algunas personas lo han hecho cometer algunos errores serios al primer ministro, como por ejemplo el hecho que se convoque a los alcaldes para discutir un plan de desarrollo para la región [con miras al 2021], entonces, está pasando por encima de la autoridad regional”, expresó.

“Además [Lerner] se olvida que en noviembre [2010] se aprobó un plan regional de desarrollo concertado al 2021, donde participaron ONG, rondas campesinas y empresas mineras, así como la zonificación ecológica-económica, […] se han tomado decisiones con un conocimiento bien pobre y limitado de lo que ocurre en la región”, declaró.

Anotó, finalmente, que al interior del Gabinete existe una serie de descoordinaciones y desautorizaciones y que prueba de ello es el viaje que realizaron los ministros Carlos Herrera (Energía y Minas), Miguel Caillaux (Agricultura), y Ricardo Giesecke (Ambiente) a Cajamarca, en donde cada uno viajó y regresó por su cuenta.

“Lo que ha habido en las últimas semanas es una permanente desautorización y descoordinación entre los funcionarios. Una de las peores señales que han dado fue el viaje de los ministros a Cajamarca, cada quien viajó por su lado, cada quien dijo lo que se le ocurrió y cada quien regresó a Lima por su lado”, enfatizó.