Vota informada y con cuidado

Norte de México sufre su peor sequía en 70 años: lluvias no llegará hasta junio

Publicado: 2011-12-12

 

Una vaca intenta comer de un nopal seco en un campo cerca de la ciudad de Torreón, en el norte de México, el jueves 1 de diciembre de 2011. El país sufre su peor sequía desde 1941, cuando el gobierno comenzó a llevar un registro de las lluvias.

.

El norte de México sufre su peor sequía en 70 años

Por FRANCISCO SALAZAR y OLGA R. RODRIGUEZ | AP – vie, 2 dic 2011

DURANGO, México (AP) — Los estados del norte de México están sufriendo su peor sequía desde que el gobierno comenzó a llevar registros de la lluvia hace 70 años. Los cultivos se han marchitado y unos 1,7 millones de animales de granja han muerto.

Los más afectados son cinco estados del norte, una región que está calcinándose bajo la misma sequía que afecta gravemente a Texas al norte de la frontera. El gobierno está enviando agua en camiones cisterna a 1.500 poblados esparcidos en las tierras áridas del norte, y está proporcionando alimentos a agricultores pobres que han perdido todos sus cultivos.

Y la vida no va a mejorar pronto. La próxima temporada de lluvias no llegará hasta junio, y no hay garantía de que comenzará en las fechas en que suele hacerlo.

Casi todos los años, Guillermo Marín recoge 10 toneladas de maíz y frijol en cada cosecha en sus campos en esta zona semidesértica del país. Este año sólo cosechó una tonelada de frijol. Y la mayor parte de los colegas del agricultor de 82 años de esta parte del estado de Durango no recogieron nada.

"Casi logré juntar una tonelada de frijolito; es poco, pero hay que levantar lo que sea que se haya dado", dijo Marín, quien depende de sus cosechas para sostenerse y a sus siete hijos adultos que trabajan con él.

La familia tiene cinco parcelas de tierra de ocho hectáreas (20 acres) cada una en el pueblo de San Juan del Río, un área al pie de la Sierra Madre Occidental donde hay algunas poblaciones dedicadas a la agricultura y la ganadería y cuya única agua proviene de las lluvias de temporal.

Estas han hecho falta más de un año en gran parte de México. Es la peor sequía del país desde 1941, cuando el gobierno comenzó a llevar registros de los niveles de lluvia.

"La sequía es la más severa que el país haya registrado", dijo el presidente Felipe Calderón en una reunión el jueves con los gobernadores de Durango, Zacatecas, Chihuahua, Coahuila y San Luis Potosí, los cinco estados más afectados.

Esas entidades reciben alrededor de 542 milímetros (21 pulgadas) de lluvia al año. Este año, las cinco captaron 308 milímetros (12 pulgadas), según el Servicio Meteorológico Nacional.

Más al norte, en Estados Unidos, Texas está soportando su año más seco desde que existen registros. A partir de marzo, el estado ha tenido siete de los 10 meses más secos en 116 años. En agosto, funcionarios locales calcularon las pérdidas de cultivos y ganado en 5.200 millones de dólares.

La sequía comenzó a fines del año pasado con la llegada del fenómeno climático de La Niña, que provoca que las lluvias disminuyan por debajo de su nivel normal. Para complicar las cosas, la región no recibió mucha lluvia de huracanes y tormentas tropicales durante la temporada de huracanes que acaba de terminar, dijo David Brown, director de los servicios climáticos regionales de la Administración Nacional de los Océanos y la Atmósfera en Fort Worth, Texas.

"Esa es parte de la razón de que tengamos esta sequía ocurriendo en México y Texas", dijo Brown.

Los agricultores mexicanos han perdido 900.000 hectáreas (2,2 millones de acres) de cultivos por las condiciones secas y 1,7 millones de animales de granja han muerto este año por falta de agua o forraje, de acuerdo a la Secretaría de Agricultura del país. Durango, un vasto estado sin costas a unos 250 kilómetros (150 millas) al sur de Texas, tiene 540.000 hectáreas (1,3 millones de acres) de tierra sembrada. De ella, "el 85% está registrada con daños catalogados como totales a parciales, y el resto registra un rendimiento realmente bajo", dijo René Almeida, el principal funcionario de la Secretaría de Agricultura en el estado, donde alguna vez se filmaron algunas de las películas del oeste de John Wayne.

La situación también es crítica para los ganaderos. Al menos 30.000 reses han muerto en Durango este año por falta de alimentos y agua, dijo Almeida.

Sergio Mier, un agricultor y ganadero en la población de Vicente Guerrero, en Durango, dijo que el precio del ganado ha caído en picada mientras los campesinos con angustias económicas se apresuran a vender sus reses.

"Ahorita se pueden conseguir vacas hasta por 600 pesos (42 dólares), cuando regularmente cuestan entre 4.000 y 5.000 pesos", dijo Mier. "La gente no tiene dinero pues no hubo producción en la siembra, y al no haber dinero no tienen con qué comer, ni con qué sostener sus animales. Pues los tienen que vender".

Felipe Arreguín, subdirector técnico de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), dijo que el principal impacto ha sido para los agricultores y ganaderos de temporada en pastos secos en los estados norteños de Durango, Zacatecas, Chihuahua, Coahuila y San Luis Potosí.

"En el norte hay una sequía terrible ... y le esta pegando primero que nada a la gente con menos recursos", señaló.

En la región de Zacatecas fronteriza con Durango se han perdido unas 500.000 hectáreas (1,2 millones de acres), cerca de la mitad de la tierra cultivable del estado.

"La situación para los zacatecanos es verdaderamente dramática ante la imposibilidad de los campesinos de producir su propio alimento", dijo el gobernador Miguel Alonso.

Lo mismo ocurrió a lo largo de la frontera de Texas con el estado de Chihuahua, donde la mitad de las 545.000 hectáreas (1,3 millones de acres) sembradas con maíz, frijol y avena no dio nada, según la Secretaría de Agricultura.

El secretario de Desarrollo Rural, Octavio Legarreta, calcula las pérdidas agrícolas en 3.700 millones de pesos (250 millones de dólares). Dijo que 180.000 cabezas han muerto debido a la sequía, pero no tiene un cálculo de las pérdidas económicas en la ganadería.

Las autoridades han comprado 11 toneladas de maíz y frijol para distribuir entre 50.000 familias tarahumaras, una de las etnias más pobres de México, que viven en cuevas y casas improvisadas a lo largo de las escarpadas Barrancas del Cobre, en Chihuahua, dijo Legarreta.

La sequía de un año incluso ha secado fuentes de agua potable para unos 2,5 millones de personas en más de 1.500 pequeñas comunidades en el norte de México.

Las autoridades federales han enviado camiones con agua a las poblaciones, donde la tratan y la almacenan en tanques para distribuirla a los residentes, dijo Víctor Nishikawa, funcionario de la Secretaría de Desarrollo Social.

Arreguín, de la Conagua, indicó que la mayoría de las represas están entre el 30 y 40% de su capacidad, y algunas incluso por debajo de ese nivel.

"Ahorita tenemos que planear cómo administrar la poca agua que tenemos de aquí a junio, que es cuando empieza a llover", afirmó.

El gobierno federal también ha implementado un programa de empleo temporal para proveer algún ingreso a los 1,5 millones de agricultores y jornaleros que normalmente trabajan en los campos durante la temporada de cosecha.

El programa, que comenzó en octubre, fue financiado en un principio con cerca de 3,8 millones de dólares e incluye trabajos para limpiar canales de agua y construir corrales para el ganado. Otros 3,4 millones de dólares se utilizarán para comprar alimentos, dijo Nishikawa.

"Queremos asegurarnos que la gente tenga qué comer, que tenga agua y algo de dinero", añadió.

Las autoridades federales también están alentando a los agricultores a sembrar granos que requieren menos agua, y están ayudando a los ganaderos a encontrar mercados para los rebaños que se ven obligados a sacrificar, dijo Arreguín.

La sequía seguirá azotando el norte de México durante los meses de fin de año, y la situación probablemente empeorará, dijeron las autoridades.

En esta fotografía tomada el 27 de junio de 2011, restos de nimales muertos yacen en un camino rural en las afueras de la ciudad de Torreón, en el norte de México. El país sufre su peor sequía desde 1941, cuando el gobierno comenzó a llevar un registro de las lluvias. (Foto AP/Alberto Puente)

.

El gobierno federal ya ha declarado una emergencia para el estado de Durango, donde un frente frío ha provocado que las temperaturas caigan a 22 grados centígrados bajo cero (-7,6 Fahrenheit) en algunas zonas montañosas.

"Desafortunadamente los frentes fríos que se están presentando son secos, y al combinarse un frente frío seco con una sequía es lo mas difícil para el suelo y para nosotros los seres humanos", dijo Arreguín.

___

El periodista Ricardo Chávez de The Associated Press en Ciudad Juárez contribuyó a este informe.

es-us.noticias.yahoo.com/norte-méxico-sufre-...


Escrito por

malcolmallison

Biólogo desde hace más de treinta años, desde la época en que aún los biólogos no eran empleados de los abogados ambientalistas. Actualmente preocupado ...alarmado en realidad, por el LESIVO TRATADO DE (DES)INTEGRACIÓN ENERGÉTICA CON BRASIL ... que a casi ning


Publicado en

malcolmallison

Just another Lamula.pe weblog