Coche bomba en Bagdad deja 7 muertos

Publicado: 2011-12-26

La secuela de siete muertos dejada por un coche bomba que explotó este 26 de diciembre frente al Ministerio del Interior de Irak es la más reciente muestra que la oleada de violencia en dicho país no ha parado aunque sea considerado por el gobierno estadounidense lo suficientemente estable para retirar su tropas. Desde 2003, cuando las fuerzas armadas de Estados Unidos lideraron el derrocamiento de Sadaam Hussein, su presencia se volvió contundente llegando a poseer más de 170000 efectivos en Irak. Sin embargo, desde que el último mes el presidente Barack Obama anunció la partida de las tropas, diversos atentados se han llevado a cabo en las principales ciudades iraquíes.

El 22 de diciembre se realizaron 12 atentados en la ciudad de Bagdad, dejando 57 muertos y centenas de heridos, en barrios mayoritariamente chií. Dichos actos al parecer fueron dirigidos para amedrentar la relevancia política sunní dentro del gobierno actual iraquí, y la última explosión ha sido relacionada al pedido de despido del vicepresidente sunní Tareq Al Hashemi al emitirse una orden de detención en contra suya por delitos de terrorismo. Así, el panorama de paz se aleja del país y la repartición de poder entre la Alianza Nacional Chií, el bloque Iraqiya y el movimiento político kurdo se resquebraja.