Ex miembro del Banco Mundial: "Proyecto Conga no es posible"

Publicado: 2012-01-18

El destacado economista, experto en recursos hídricos y ex miembro del Banco Mundial, Peter Koenig, consideró que el proyecto Conga que llevará a cabo la empresa minera Yanacocha en la región de Cajamarca, no es posible debido a que la zona tiene un equilibrio hídrico que con cualquier intervención se destruiría de forma irreparable.

"Conga es parte de un ecosistema que se ha creado durante millones de años, que tiene un equilibrio hídrico que con cualquier intervención humana se destruye de forma irreparable. Aunque se hagan estudios y estudios técnicamente parece que es posible pero no es posible", declaró Koenig durante un debate realizado en la sede del Partido Socialista denominado 'Conga No Va'.

A la reunión también asistieron el ex viceministro de Desarrollo Estratégico de Recursos Naturales del Ministerio del Ambiente, Hugo Cabieses y el miembro del Frente de Defensa Ambiental de Cajamarca, Reinhard Seinfert.

Durante su intervención, Koenig señaló estar en contra de las prácticas de las mineras, al considerarlas una "industria muy sucia", según su propia experiencia.

"Lo que es claro es que en todos los países del mundo, la minería es una industria muy sucia, una industria extractiva que destroza el medio ambiente y que se debería dejar. (...) Habrá que tener una economía que funcione con recursos renovables. (...) Por ejemplo, el Perú es un país perfectamente ubicado para la agroindustria", agregó.

Por su parte, el ex viceministro de Ambiente, Hugo Cabieses, informó que en los próximos años la mayoría de inversiones mineras se realizarán en zonas altoandinas, específicamente en las cabeceras de cuenca, es decir, en territorios con características similares al de Conga.

"De los 45 mil millones de dólares que se van a invertir en los próximos 5 años en temas mineros, el 70 por ciento está en las zonas altoandinas, es decir, en las cabeceras de cuenca, de tal manera que, Conga es un botón, es la punta del iceberg", mencionó.

Por otro lado, Cabieses denunció el carácter sesgado de los Estudios de Impacto Mediambiental, al considerar que escapan al control del Medio Ambiente y responden a los intereses de las empresas implicadas en los mismos.

En este sentido, explicó que "la principal dificultad es que los Estudios de Impacto Ambiental (EIA) no pasan por el Ministerio del Ambiente sino que cada uno de los sectores define esos estudios. Además, esos estudios son financiados normalmente por las empresas que realizan las inversiones con lo cual estos estudios son favorables a lo que la empresa quiere demostrar y lo que quiere demostrar es que no tienen ningún impacto o su impacto es mínimo. En el caso de Conga realizaron un EIA y la persona encargada de elaborar este estudio después resultó siendo la persona que aprobaba el EIA en el Ministerio de Energía y Minas".

Finalmente, el representante del Frente de Defensa Ambiental de Cajamarca, Reinhard Seinfert, señaló los problemas reales de la población cajamarquina con respecto a la minería, especialmente relacionados a la falta de agua en la región.

"Estamos viviendo 20 años con una minería destructiva. (...) Esto ha contribuido a la escasez de agua en Cajamarca donde actualmente apenas consumimos con 50 litros de agua por persona al día, todo esto no es teoría es praxis y es una realidad concreta que todos los días los cajamarquinos la palpamos. (...) Definitivamente en cabecera de cuenca donde nacen las aguas no queremos minería", afirmó.

Minas Conga es un megaproyecto de la empresa Yanacocha que pretende secar la enorme laguna El Perol junto a otras tres, todas ellas ubicadas en una cabecera de cuenca, para extraer oro y cobre.

El proyecto pretende remplazar estas lagunas por tres reservorios, sin embargo, la población de los distritos de La Encañada, Huasmín y Sorochuco, ubicados entre las provincias de Cajamarca y Celendín se han opuesto a esta medida ya que consideran que este proyecto alterará el sistema hídrico de la zona.