Disidente cubano Wilman Villar Mendoza murió en huelga de hambre

Publicado: 2012-01-19

Foto: APLOPRESS

El disidente cubano Wilman Villar Mendoza, falleció este jueves 19 tras haber permanecido en huelga de hambre desde el 24 de noviembre del 2011, según informó El Diario de Cuba.

Su esposa, Mariza Peregrino Cabrales, confirmó que Villar murió víctima de un "fallo multiorgánico" provocado por una infección generalizada. Según fuentes oficiales, falleció alrededor de las 6:45 de la tarde en el hospital Juan Bruno Zayas, de Santiago de Cuba.

Así informó el Diario de Cuba:

Yohandry, el blog de la Seguridad del Estado, informó que el disidente murió a las 18:45 de este jueves en el hospital Juan Bruno Zayas, de Santiago de Cuba.

Al hablar con Maritza Pelegrino, en el centro hospitalario se escuchaban gritos de "asesinos, lo asesinaron", en un ambiente de tensión.

Al cierre de esta información, la Seguridad del Estado había impedido a la esposa ver el cuerpo. Solo dejaron pasar a la madre de Villar Mendoza, quien, según fuentes disidentes, está casada con un oficial del Ministerio del Interior y desaprobaba las actividades opositoras de su hijo.

En Santiago de Cuba se ha desatado una ola de detenciones, informó el activista José Daniel Ferrer García. El hospital está rodeado de militares.

A raíz del suceso, blogueros y tuiteros oficialistas calificaron a los huelguistas de hambre de "delincuentes suicidas" que "juegan a la ruleta del parlamento europeo y pierden".

Chantaje gubernamental

En julio pasado, la suegra de Wilman Villar Mendoza le acusó por un incidente doméstico. En ese momento, él ofreció resistencia a la autoridad. Luego su suegra retiró la demanda y no hubo ninguna otra acción policial o judicial en contra.

Pero, el 14 de noviembre, cuando Villar Mendoza participó en una protesta pública en el poblado santiaguero de Contramaestre, la policía le amenazó con reactivar el proceso si no abandonaba la Unión Patriótica de Cuba.

"La policía política lo golpeó y lo detuvo, y le dijo que si no se apartaba de la oposición, lo meterían preso. Y preso le metieron por una arbitraria acusación", apuntó Ferrer García.

El 24 de noviembre fue condenado a cuatro años de cárcel por supuestos delitos de "desacato, resistencia y atentado".

El activista calificó el proceso de "farsa judicial" y se declaró en huelga de hambre. Lo confinaron en condiciones extremas. El 25 de diciembre paralizó el ayuno, pero lo retomó a principios de enero.

Luego enfermó de neumonía y las autoridades de la cárcel de Aguadores demoraron en prestarle atención médica.

Su esposa denunció que la policía política le propuso un trato para excarcelar a Villar, cuando en realidad ya estaba grave de muerte.

"Me dijeron que si me apartaba de las Damas de Blanco, lo iban a soltar. Yo dije que no, y entonces me amenazaron con quitarme a mis hijas", afirmó Pelegrino a DDC.