quieren blindar a corruptos

Los jóvenes del Movadef y la ideología del peligro

Publicado: 2012-01-24

Por Esteban Valle-Riestra @Esteman1

Reportero Lamula.pe

---- Los jóvenes del Movadef se definen como seguidores de la ideología Marxista, Leninista, Maoísta, Pensamiento Gonzalo. Ven en Abimael Guzmán, el cabecilla del Partido Comunista Peruano – Sendero Luminoso, la imagen de un luchador social, un intelectual que desarrolló la ideología correcta de interpretación de la realidad social peruana. Sostienen que los años de violencia vividos en el país durante la década de los años 80 y 90 no fueron producto del terrorismo, sino de "una guerra". Pero sobre todo, señalan que como en toda guerra las miles de víctimas, civiles, campesinos y militares fueron "una consecuencia inevitable".

Decenas de reportajes en las últimas semanas nos han revelado el pensamiento de estos jóvenes del Movadef, generando el estupor y la consternación de la sociedad civil que clama por rescatar de la memoria los terrores vividos durante aquellos años. Sin embargo, han dejado de lado una cuestión clave: ¿Cómo estos jóvenes llegaron a pertenecer a este movimiento y a asumir esta ideología que lleva dentro de sí el germen de la violencia?

LA UNIVERSIDAD SIGUE SIENDO EL CENTRO DE ADOCTRINAMIENTO.

Las universidades, como lo fueron durante los años 70 la Universidad de Huamanga en Ayacucho, y San Marcos y La Cantuta en los 80, siguen siendo los epicentros donde discurren los telúricos procesos de adoctrinamiento.

Ahora, aún San Marcos, la emblemática universidad nacional, pero también en la Universidad del Callao y en la Escuela Nacional de Bellas Artes, se mantienen los talleres, grupos de estudio y colectivos estudiantiles que difunden el 'pensamiento Gonzalo', recogiendo las inquietudes de una juventud que le exige respuestas a la realidad que vive día a día.

Melinda Arana es la secretaria nacional de Asuntos Juveniles del Movadef. Tiene 26 años, estudia Ingeniería Química en San Marcos. Llegó al movimiento a través de la militancia en el Frente Único de Postulantes, organización de izquierda de la universidad que reclama por la total gratuidad de la enseñanza. Con un interés por las luchas populares, Melinda, tras conocer los planteamientos del Movadef, decidió ingresar al movimiento “como toda joven que se cuestiona y se pregunta por lo que sucede en la sociedad, porque consideré que representaba mis intereses como parte del pueblo”.

De manera similar ingresaron otros dos jóvenes, Ernesto Liendo y Paul Vangoh Leonardo; el primero de 24 años, estudiante de arte en la escuela de Bellas Artes y el segundo, de 21 años, estudiante de la escuela de Arte Dramático. Los motivos de los dos coinciden en una inquietud por el arte: “Viendo la realidad del arte veo como esta encajonado en un circuito al cual el pueblo no tiene acceso”, sostiene Ernesto.

Paul, por su parte, reclamaba antes de ingresar al movimiento que “al pueblo se le ha despojado de toda expresión cultural y artística”. En sus centros de estudio, desde los talleres y grupos a los que fueron invitados, encontraron en la idea del arte como “herramienta política al servicio del pueblo” una razón para sus expresiones.

Carlos Albújar es el secretario de la base de San Juan de Lurigancho del Movadef. Estudió Biología en la universidad de Lambayeque. A sus 29 años, afirma ser parte del movimiento desde su fundación, en noviembre del 2009. Al igual que los otros jóvenes entrevistados, la inquietud y la curiosidad fue lo que lo motivó a unirse a este grupo. “Previo a la constitución del Movadef se dio la presentación del libro ‘De Puño y Letra’ (escrito por Abimael Guzmán). Como todo joven de naturaleza rebelde, sopesé todas las ideologías y vi que esa era la que mejor se ajustaba a la realidad”, explica.

¿POR QUÉ CREEN EN LO QUE CREEN?

“Nosotros creemos que solo se ha contado una versión de la historia”, responde Paul cuando se le interroga acerca de por qué, entre todas las opciones políticas e ideologías, han asumido como suya la lucha del Movadef por llevar adelante un proceso de amnistía “para solucionar los problemas derivados de la guerra interna”.

“Creemos que la guerra fue un hecho histórico en el país. Ante ello, nosotros entramos para intentar darle solución a los problemas derivados de esa guerra”, agrega Paul.

Paul Vangoh Leonardo

“Como consecuencia de la guerra han habido expatriados, requisitoriados, desaparecidos, fosas comunes, alzados en armas, prisioneros políticos, legislación antisubversiva. ¿Por qué en vez de seguir soportando tanto esos problemas no se les da solución a través de una amnistía?”, pregunta Carlos.

En los últimos días, la opinión pública ha tildado de "ignorantes" a estos jóvenes, quienes al no haber vivido en carne propia el terrorismo asumen una visión ligera y relativista de lo que se vivió. Ante ello, responde Paul con un cuestionamiento: “¿O sea que si estuviésemos de acuerdo con el neoliberalismo, o con la versión de la historia que nos cuentan, seríamos inteligentes?”.

¿Pero por qué, con esta demanda, asumen el pensamiento Gonzalo?, le preguntamos a Carlos, y él explica: “Toda organización política, cultural, deportiva o artística se maneja en base a un sistema de ideas; eso es ideología. Hay unos demócratas, social cristianos, nacionalistas; así, nosotros creímos conveniente el 'pensamiento Gonzalo', porque aplicado a nuestro país es lo que mejor refleja los intereses del pueblo”.

“Los intereses del pueblo”. Esa es la frase que preocupa a gran parte de la población debido a que, bajo esa bandera, Sendero Luminoso cometió severas atrocidades contra ese pueblo que pretendía defender, negando y violando las libertades de los peruanos. ¿Negarán la libertad de pensamiento, de expresión y de acción de llegar al poder con el Movadef? “No estoy diciendo que sí o que no, pero lo que a nosotros nos preocupa primero es que ahora nos están negando el derecho de hacer política”, concluye Ernesto.

Ernesto Liendo


Escrito por

La mula

Este es el equipo de la redacción mulera.


Publicado en