Heinrich Rudolf Hertz analiza la frecuencia de Google

Publicado: 2012-02-22

El buscador celebra el 155 aniversario del genial científico con un doodle que tiende al infinito

Heinrich Rudolf Hertz, el padre de las telecomunicaciones, inspira las ondas hipnóticas que

Ideal.es.- Heinrich Rudolf Hertz, el padre de las telecomunicaciones, inspira las ondas hipnóticas que han transformado el buscador de Google en un doodle que tiende al infinito. Este alemán, nacido en Bonn hace 155 años, fue un genio brillante desde su infancia y se le atribuye el descubrimiento del efecto fotoeléctrico y de la propagación, producción y detección de las ondas electromagnéticas. Heinrich Rudolf Hertz es un personaje real que bien podría protagonizar una novela repleta de emociones. Una película con un final dramático: la temprana muerte del héroe a los 36 años, en el mejor momento de su carrera.

Hijo de una familia judía convertida al cristianismo, el pequeño Heinrich Rudolf Hertz demostró su talento desde muy temprana edad. Mientras que los niños de su edad jugaban en la calle, él leía a los clásicos griegos en versión original e, incluso, leía y entendía el árabe. "Siempre fue el primero de clase", decía su madre, tal y como recogen varias biografías. Pero esa pasión por la teoría vino acompañada por una fantástica destreza para el trabajo técnico.

 Heinrich Rudolf Hertz estudió Ingenieria en Dresde por ser la carrera que mejor combinaba teoría y práctica, obteniendo el doctorado en 1880, con tan solo 23 años, y tres años más tarde empezaría a trabajar como profesor en la Universidad. A partir de entonces, llegarían sus grandes descubrimientos sobre las ondas electromagnéticas. Marconi se inspiró en el trabajo de Hertz para construir un emisor de radio y Aleksandr Popov hizo lo propio con su cohesor para el registro de tormentas eléctricas. También sirvió de base para las teorías de Albert Einstein.

 Y fue entonces, en 1889, cuando la vida de Heinrich Rudolf Hertz lucía con todo el magnetismo, cuando una septicemia terminó con su vida. Sin embargo, no es el único Hertz que escribió su apellido en la Historia: Su sobrino Gustav Ludwig Hertz fue ganador del premio Nobel, y el hijo de Gustav, Carl Hellmuth Hertz, inventó la ultrasonografía médica.