Antes y después: Dos retratos distintos de 'Artemio'

Publicado: 2012-02-26

Detecta usted que hay un elemento civil que te traiciona, va y trae como guía a la patrulla para eliminarte, porque ellos no vienen a abrazarte. ¿Qué haría usted? ¿Qué haría yo? Tengo que eliminar, porque si no elimino me eliminan.

Camarada 'Artemio',  IDL-Reporteros, 6 de Diciembre

Esas fueron las palabras de Florindo Flores Hala en la última entrevista que brindó a IDL-Reporteros. Era consciente de que la traición era posible, que podía convivir con ella; reflexiones que probablemente las recordó cuando el jueves 9 de febrero fue herido en una balacera dentro de su propio contingente de senderistas. Un grupo de ellos había tenido contacto con la Divinesp, luego de haberse convertido en colaboradores, y habría intentado capturarlo para cobrar la recompensa.

En un primer momento se desataron confusiones por las discordantes declaraciones de los ministros de Defensa y del Interior, sin embargo tras idas y vueltas se confirmó que el cabecilla senderista, camarada ‘Artemio’, había sido capturado por las fuerzas del orden. La mañana del 12 de febrero una patrulla militar encontró al jefe senderista del Huallaga en una de las márgenes del río Mishollo. Lo trasladaron a la base de Santa Lucía, donde se encontró con el presidente de la República, Ollanta Humala, para quien el titular de esta noticia fue “venció el Perú”. Lo que siguió ya es más que conocido gracias a los medios.

Pero la última imagen que tenemos de ‘Artemio’, saliendo del Hospital de la Policía con una numerosa escolta, con un paso lento, semblante abatido y un gesto de resignación, ¿es la foto que teníamos de él?

Para alguien que lo conoció con profundidad en la entrevista mencionada líneas arriba, le parecerá que no, que esta no era. El escenario es diferente. La primera, la selva, el Huallaga, lugar donde permaneció desde que dejó Lima, en 1980, su hogar y donde era el jefe, el que se mimetizaba en esta geografía para no ser atrapado. En esa conversación con IDL-Reporteros, se le veía con buen estado de salud y ni tenía algún rasgo de maltrato por el monte o por alguna escapada.

Era a él a quien respetaban sus huestes senderistas, él quien afirmaba que eran un grupo marxista que solo podían cambiar el sistema capitalista por uno socialista y que la violencia era la única salida a la lucha de clases. Él, quien se convirtió en un ‘casi dios’ entre los pueblos de esa parte de la región San Martín, padrino de los niños, a quien le crearon mitos e historias sobre su identidad y su presencia, de quien creían que hasta tenía algún poder sobrenatural y de quien –cuando no se sabía cuál era su identidad- formó parte del imaginario popular del oriente con bastante fantasía. ¿Era ese ‘Artemio’ el mismo a quien vimos salir del Hospital de Jesús María el último miércoles?

A quien vimos dejar el nosocomio fue a un ‘Artemio’ distinto, eso está claro. Fue un ‘Artemio’ quien llevaba un solo rótulo, el de ‘hasta aquí llegué’, el de la rendición no el de la tregua.

El asumir todas las acciones terroristas y los atentados que dejaron víctimas mortales entre militares, policías y civiles, no demuestran lo contrario. Su ‘asumo todo’ comprueba que en cada respuesta de los largos interrogatorios a los que está siendo sometido hay conciencia, aunque haya dicho que está “orgulloso” de lo que ha hecho.

Sin duda, las imágenes que tenemos de Florindo Flores son distintas. Desde su aparición en el video de 'Zorba el Griego' -filmado entre 1988 y 1989- pasando por la de un ‘Artemio’ en el Huallaga siendo el máximo jefe senderista -con bastante aplomo y fortaleza-, hasta el de ahora, el abatido, hay diferencias.

Fuera de lo que fue su refugio por años, es otro.

Enlaces relacionados:

La Mula: Con la caída de ‘Artemio ¿Es el fin de Sendero Luminoso en el Huallaga?

La Mula: Cayó ‘Artemio’: preguntas y respuestas tras la captura del cabecilla senderista

La Mula: No se arrepiente: ‘Artemio’ dice sentirse “orgulloso” de las acciones terroristas ejecutadas

La Mula: “Asumo todo”. ‘Artemio’ admitió ser responsable de 131 asesinatos

La Mula: Perfil de ‘Artemio’: Lo no contado del último cabecilla senderista

La Mula: Antes y después: Dos retratos distintos de ‘Artemio’

La Mula: “Niego tener algún vínculo” ‘Artemio’ niega imputaciones por narcotráfico