Hallan 64 cadáveres en ciudad de Homs en nueva jornada de violencia en Siria

Publicado: 2012-02-27

Foto: AP

(EFE).- Al menos 64 cadáveres fueron hallados hoy en la ciudad siria de Homs, en el centro del país, mientras que otras 61 personas murieron en distintas zonas del país, informaron los opositores Comités de Coordinación Local.

En un comunicado, la red de activistas apuntó que las fuerzas y los matones del régimen cometieron una masacre en un puesto de control en la zona de Abel, en Homs, donde murieron 64 personas.

Estas personas, agregó la fuente, intentaron ayer huir de los bombardeos que desde hace semanas caen sobre el barrio de Baba Amro.

De estos cadáveres, los habitantes encontraron 47 entre las zonas de Ghajar y Tanota, mientras que otros 17 fueron localizados en el norte de Sad Shandajiyeh.

Posteriormente, la Media Luna Roja trasladó todos los cuerpos sin vida hallados al hospital nacional de Homs, según los Comités.

Además, al menos 25 personas murieron hoy en este feudo opositor sitiado y objetivo militar del régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, en una renovada ofensiva de las fuerzas sirias.

Otras quince personas perdieron la vida en Idleb (noreste), nueve en Alepo (norte), cuatro en Hama (centro), cuatro en los alrededores de Damasco, y un ciudadano, respectivamente, en Damasco, Hasaka (noreste), Raqa (este) y Dera (sur).

La red opositora denunció, asimismo, que en la zona de Al Hayar al Aswad, en Damasco, las fuerzas de seguridad y los matones del régimen se han desplegado y han comenzado una campaña arbitraria de detenciones.

Los opositores cifran en más de 8.500 los fallecidos desde que, en marzo de 2011, se iniciaron las protestas contra el régimen de Al Asad, si bien las autoridades acusan a "grupos terroristas" de estar detrás de la violencia.

La ofensiva de hoy ha coincidido con el anuncio de los resultados del referéndum celebrado ayer sobre una nueva Constitución.

Según datos anunciados por el Ministerio del Interior sirio, el 89,4 de los ciudadanos que ejercieron su voto dieron un voto afirmativo a la nueva constitución, aunque la participación no alcanzó el 60 por ciento del total del censo.