Presidente de Junta de Fiscales. En la Policía es recomendable rotar personal para evitar corrupción

Publicado: 2012-03-05

Diario EL TIEMPO – Piura. 

El presidente de la Junta de Fiscales Superiores de Piura, Guillermo Castañeda Otsu,  opinó ayer que en todas las unidades y dependencias de la Policía Nacional del Perú (PNP) -incluso en otros organismos e instituciones- lo recomendable es rotar al personal para evitar cualquier caso de corrupción.

Sostuvo que cuando una persona está demasiado tiempo en un cargo, se crea amistad y esta familiaridad no permite actuar de manera objetiva.  “En la Policía Nacional sí se puede hacer y se debe hacer”, agregó.

Manifestó que el nuevo jefe de la I Diterpol Piura, coronel PNP  Roberto Zapata, tiene toda la intención de hacer  las cosas bien  y prueba de ello es que  coordinó junto con la Fiscalía la operación en la cual se intervino a los policías involucrados en un presunto acto de corrupción.

“Estoy seguro de que hará cambios, incluso le voy a pedir -a modo de sugerencia-  que en determinadas sedes haga cambios de algunos policías”, dijo.

Guillermo Castañeda Otsu dijo que en su calidad de presidente de la Junta de Fiscales, ha recorrido casi todas las sedes policiales, excepto Ayabaca, y las personas de a pie, los conocidos, vecinos, amigos y abogados le han informado sobre la actuación de algunos policías. 

“Siempre me comentan, entonces en mérito a que he recogido esas informaciones -no comprobadas por cierto-, pero cuando el “río suena es porque piedras trae”. Por recomendación, le voy a decir al coronel (Roberto Zapata)  que trate de cambiar o de mover a los policías subalternos, porque a los oficiales superiores  la orden de cambio viene desde Lima”, indicó.

Castañeda se abstuvo de revelar el nombre de las sedes en las cuales ha recibido quejas, pero dijo que le dará los alcances y pormenores al jefe de la I Diterpol y será la decisión de este si considera o no hacer  cambios. 

Refirió que las  quejas son generalmente sobre algunos efectivos policiales que probablemente piden dinero o gasolina para desplazarse o para hacer su trabajo. “Esto sucede porque la mayoría de ciudadanos tiene temor. No confían en el Poder Judicial, en la Fiscalía. A veces los procedimientos no son los más adecuados o las investigaciones no se hacen bien, ya sea por negligencia de la Policía o por negligencia o desconocimiento de la propia Fiscalía y muchas veces porque no se cuenta con los medios”, agregó.

Puso como ejemplo de no contar con los medios para realizar las investigaciones, la falta de reactivos para realizar la prueba de absorción atómica. Se tiene que enviar a Chiclayo y la prueba de ADN se tiene que hacer en Lima.  Todo esto genera, muchas  veces, que las investigaciones se vengan abajo, sobre todo porque el Código Procesal Penal  es muy exigente con los plazos, manifestó. 

Visítanos en www.eltiempo.pe