Las mitocondrias son el motor de nuestras células y por ende de nuestra vida. Su mal funcionamiento provoca enfermedades que podrían, en el futuro, ser

Consiguen reparar ADN de células defectuosas que generan enfermedades

Publicado: 2012-03-14

Dentro de nuestras células tenemos pequeñas, poderosas y abundantes "plantas de energía", conocidas como mitocondrias. Su mal funcionamiento puede traer problemas como enfermedades neuromusculares o defectos metabólicos. Aunque los casos de enfermedades mitocondriales no son tan frecuentes, están relacionados a cuadros degenerativos como diabetes, Parkinson, problemas cardiacos, Alzheimer y algunas formas de cáncer.

El origen de estas patologías pueden ser las mutaciones (cambios) que se dan a nivel del ADN, el cual es la fuente de información de la célula para producir proteínas que desarrollen y regulen el metabolismo celular. Investigadores de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), han encontrado una forma de corregir las mutaciones en el ADN mitocondrial utilizando ARN, moleculas similares al ADN pero con una diferencia en el tipo de azúcar que poseen (el ADN posee desoxiribosa, el ARN ribosa).

Al utilizar RNA, se puede "reparar" algunos genes dentro de las mitocondrias, esto es posible si se conoce cuál es el defecto en los genes (que son finalmente ADN, es decir información). El RNA puede modificar ligeramente esta información cambiando algunas mutaciones que pueden ser peligrosas o asociadas a enfermedades.

En el lenguaje de los ácidos nucléicos, que sólo tiene cuatro letras, un sólo cambio en la información genética puede ser determinante para sufrir una enfermedad. Por ejemplo la anemia falciforme es causada por una mutación puntual que afecta posterioremente la estructura de una proteína en los glóbulos rojos.

Si bien esto ya se sabía, la innovación de este trabajo es que el grupo de investigación encontró la forma de "marcar" al ARN meditante ingeniería genética, para que pueda ser reconocido por una proteína especial que lo lleve dentro de la mitocondria.

De esta manera otras moléculas de ARN podrán ser marcadas y utilizadas para reparar errores dentro de las mitocondrias. Ahora se evaluarán los resultados en animales. Si la técnica funciona se podría utilizar esta terapia en diferentes tipos de tejidos, ya sea de embrión, o en células madre, que sirven para la medicina regenerativa.

Enlaces relacionados

Artículo original en PNAS

Nota de ScienceDaily

Traducción, edición y resumen de Pedro Romero @(quipupe) para Sophimania