¡Inmunidad parlamentaria no es un privilegio!

BIBLIODIVERSIDAD

Publicado: 2012-09-28

El viernes que pasó, y como sucede cada 21 de setiembre desde hace 3 años, se celebró el Día Internacional de la Bibliodiversidad, también conocido como “El día B”. Y claro, para los que se enteraron significó una suelta de libros en las calles, ofertas de publicaciones de editoriales independientes en librerías y un recital de poetas y narradores para cerrar la jornada. Pero ¿qué es la bibliodiversidad? Más allá de una palabra que suena a trabalenguas —y que aún el word me marca como inexistente—, la mayoría de personas no debe encontrarle sentido.

El lunes 23, lamula.pe publicó la lista de los libros más vendidos actualmente tanto en el Perú y como en el mundo. Y es sintomática. Regresa entonces la pregunta, ¿qué es bibliodiversidad? Cincuenta sombras de Grey, Canción de hielo y de fuego, Los juegos del hambre y sus secuelas se repiten en todos los países nombrados —Perú, Argentina, Chile, Colombia, España, Estados Unidos, México y Venezuela—. Libros que sin una publicidad arrolladora en los medios y librerías o sin el uso —o abuso— de la globalización, no estarían encabezando los rankings. ¿Quién los conocería? Que se los conozca no es el problema, sino que al hacerlo, usando la estrategia del bulldozer, dejan fuera de la vista la realidad editorial de cada país: autores y libros que si tuvieran la misma capacidad de difusión probablemente ocuparían esos lugares y, quizás, las coincidencias en países distintos serían escasas. De seguro un análisis más minucioso revelaría además similitudes temáticas en muchos de los títulos listados.

Así, los libros —ahora solamente material de consumo— que “funcionan” son los mismos, así la lógica del mercado dirá: produzcamos lo “funcional”, y si la espiral continúa cerrándose, entonces terminaremos con los mismos libros, los mismos temas; clones de aquellos que vendieron más.

¿Y la mentada bibliodiversidad? Justamente eso, lo que está despareciendo: la diversidad de temas, de libros, de autores, de lectores incluso.  Y, sin embargo, en medio de este panorama hay un sinnúmero de editoriales independientes que siguen apostando por lo nuevo, por lo bueno, por la difusión de ideas, por el paso hacia adelante y, aunque para algunos resulte casi accesorio, por la cultura.

El retrato del momento puede sonar anecdótico, pero si la tendencia continúa, y la homogenización de contenidos se impone, nos tendremos que conformar con que decidan por nosotros qué leer. A menos, claro, que hagas algo arriesgado y vayas por ese libro que del que no tienes ninguna referencia y le des oportunidad. Quién sabe, quizás te sorprenda. Quizás mañana, pienses diferente.

Bibliodiversidad: http://es.wikipedia.org/wiki/Bibliodiversidad

Aparecido en Noticias SER


Escrito por


Publicado en