recuerda al superagente 007

Cañaris en altibajos por conflicto minero con el Ejecutivo

Publicado: 2013-02-12

Después de las últimas conversaciones realizadas entre representantes de la comunidad campesina de Cañaris, y aquellas de los ministerios y del gobierno central, las protestas entre los comuneros, iniciadas el pasado 20 de enero, no han tenido cuando acabar sino hasta ayer 11 de febrero, luego de que la empresa minera Candente Cooper decidiera detener sus operaciones.

Según el dirigente Cristóbal Barrios Carrillo, en el diálogo se puso de manifiesto la intención de los representantes de los ministerios de respaldar el proyecto minero Cañariaco de la empresa canadiense Candente Cooper. El dirigente comunal  puso como ejemplo que en la última reunión sostenida en el lugar los pedidos planteados por la población no han sido aceptados por los integrantes de la comisión del Poder Ejecutivo.

“No hemos firmado el acta de acuerdos porque teníamos que consultar a la población. Nosotros somos sus voceros y no podemos decidir nada sin preguntar a los comuneros qué piensan y opinan. La decisión que ellos tomen, nosotros la comunicaremos a los representantes del gobierno en la mesa de trabajo”, atribuyó.

Barrios Carrillo añadió que han dado un último plazo, que se cumple este 2 de marzo, para que la población decida el destino del proyecto. “Los comuneros esperan que el gobierno tenga la verdadera intención de solucionar el problema, porque no se ve la voluntad de buscar una salida. Los representantes del gobierno no quieren llegar a dialogar a Cañaris, lugar donde es el problema generado por la empresa minera”, expresó.

En otro momento, el dirigente campesino aseguró que al vencer el plazo y no haber solución alguna a sus demandas, se procederá a una protesta de mayor magnitud con el apoyo de todas las comunidades afectadas.

“Estamos coordinando con algunos dirigentes de la región para hacer una convocatoria a un paro regional, después del 2 de marzo, porque la población dio a conocer su decisión, y no quiere minería, ya que la zona es agrícola y ganadera, por lo que estas actividades se verían afectadas de ejecutarse el proyecto minero”, afirmó.

Sobre las versiones del alcalde distrital de Incahuasi (Ferreñafe), Fernando Díaz Rodríguez, en las que llama a sus pobladores a no apoyar protestas antimineras, Barrios indicó que el pueblo  tomará las decisiones al respecto por sí mismo, y que estas deberán ser respetadas por las autoridades que fueron elegidas por los comuneros.

Asimismo, la dirigente de la ronda campesina de la zona, Rosa Huaman, aseveró hoy que el paro puede retomarse en cualquier momento, de haber cambios significativos por parte del Ejecutivo o la empresa en cuestión que afecten a la población.

Fuente: La República, Canal N


Escrito por

Raquel Niego

Protoescribidora.


Publicado en

Redacción mulera

Aquí se publican las noticias del equipo de redacción de @lamula, que también se encarga de difundir las mejores notas de la comunidad.