Yo me quedo en casa

"Windsor fue el comienzo del fin de Fujimori"

Publicado: 2014-10-13

Robert Goldman fue en los años noventas presidente de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos y jugó un rol clave para revelar las diferentes violaciones a los derechos humanos cometidas por el gobierno de Alberto Fujimori.

Goldman recuerda que tuvo la ventaja de haber visitado el Perú como parte de una comisión de juristas para evaluar el estado de la administración de justicia en 1993, en el marco de un acuerdo entre el Perú y Estados Unidos, que una vez emitido su informe "al gobierno no le gustó".

Ante las graves denuncias que recibía constantemente la CIDH, y la falta de reacción de los órganos políticos de la OEA, "hemos pedido una visita in loco en el 99 en la que miles de personas acudieron a nosotros. Nos reunimos con Fujimori, con el Ministro de Defensa, con todos". El informe de la visita fue presentado por la CIDH en "las vísperas de la Asamblea General en Windsor, Canada en una conferencia de prensa. El mensaje fue 'se ha destruido la democracia y el estado de derecho en el Perú' y ese fue un desafío a los políticos y a los Estados". 

Sendero Luminoso: "El peor grupo de insurgentes en la historia de América Latina"

El ex presidente de la CIDH reconoce que el Perú es un país "que fue muy traumatizado. Sendero fue el peor grupo de insurgentes en la historia de América Latina, no hay comparación, los Montoneros, los Tupamaros, ni las FARC. No a un nivel tan salvaje, de matar a personas de grupos de derechos humanos, de matar a personas que debían ser su base social, de matar a mujeres que estaban dando a los pobres la comida". Por ello, Goldman señala que aunque discrepa puede "entender a mucha gente que piensa que 'Fujimori nos salvo!'"

A pesar de esta consideración, Goldman sostiene que "Lo importante para mí (aparte de los procesos contra los miembros de las juntas militares en Argentina) jamás ha pasado lo que ha pasado en el Perú, como un primer mandatario está sujeto a un proceso y ha sido condenado. Eso representa el progreso, aunque obviamente eso no va a ser apoyado por todo el mundo"

Goldman concluye sus reflexiones señalando que "La lucha contra la impunidad siempre es una obra en progreso. Se adelanta y se para, se adelanta y se para. Mucho depende de la correlación de fuerzas". Y que aunque algunos ven el vaso medio vacío, el prefiere verlo "medio lleno".

Lea más en Lamula.pe

"Las víctimas han esperado 30 años por justicia y la Sala Penal solo le dedica dos horas a la semana a los juicios"




Escrito por

El Arriero

Javier Torres Seoane: Antropólogo de profesión y comunicador de oficio.


Publicado en

El arriero

Un blog de Javier Torres Seoane