el blindaje continúa en el Congreso

¡Un listículo más y nos vamos!

Publicado: 2015-01-19

Yo no soy la más lista de las listas y esto no me sale de los listículos, solo tengo ganas de hacerles entender que una lista vale más que mil palabras, en serio.   

No se hagan los bobos, las listas nos invaden, rápida y precipitadamente y no podemos evitarlo. Claro, para aquellos que nos identificamos con las 20 Cosas que solo alguien que ame hacer listas puede entender, estas no son tan raras.

No hablo de la lista de las compras del súper, hablo de los listículos que lees para saber los 64 datos alucinantes que te harán increíblemente feliz, las TOP 10: Películas que tu abuela no entendería o los 9 errores más comunes que cometen las parejas –no lo niegues, te lees todos estos y muchos más–.

Insisto, no es que quiera romperte los listículos ni hacerme la lista, pero es necesario comprender que una lista es diferente a un listículo, ya que este último está lleno de información que te puede servir, o no.

Por ejemplo, un listo que busca listículos puede enterarse rápidamente desde los 8 puntos para comprender el conflicto en Siria, los 10 libros más leídos de la historia o los 100 más grandes descubrimientos científicos de la historia, hasta las 10 dietas más seguidas entre las famosas, cuáles son las top models mejores pagas o las 10 apps más descargadas durante 2014.

¿Entiendes lo que te digo? Las listas, ahora convertidas en listículos cada vez elaborados, llegan todo el tiempo a nuestro muro de Facebook o a nuestro Twitter y no nos damos cuenta. Al final, querramos o no, nos hemos acostumbrado a este nuevo tipo de información sencilla, rápida y eficaz. Es decir, podemos saber más en menos tiempo. ¡Aleluya!

Entonces, sin afán de ser demasiado lista –porque no lo soy–, puedo concluir que los listículos, aunque no quieras, te ayudan a ser más listo en un tiempo récord, para que luego te vanaglories con tus compinches sobre la nueva información que tiene tu cerebro -cada vez más listo- gracias a un listículo.


Escrito por

Melissa Cosmópolis

Periodista en busca de aventuras. Amante de la vida, los dulces, la fotografía, las culturas, el hockey y el mundo digital.


Publicado en